miércoles, 5 de febrero de 2014

También en los Cinco, los Santamaría



Celia fue una revolucionaria visceral. Llevaba por dentro a José Martí desde la más temprana adolescencia. Sus mayores pasiones, hasta sus últimos momentos, fueron Fidel y la Revolución, a los que hay que añadir, ¿cómo bella obsesión?, su amor por los Cinco Héroes. Su máxima era, “hay que hacer más cosas”, no es suficiente todavía.
Nota Introductoria, Norma M Ruiz Santamaría

Varias  fueron las cartas cruzadas entre Celia Hart Santamaría y los héroes cubanos prisioneros en los Estados Unidos. Hasta su muerte en 2008 estuvo la hija de Haydée escribiéndole a aquellos hombres que como su madre, lo dieron todo por la Revolución. A ellos dedicó el libro Les debo verlos libres, publicado por la sociedad cultural José Martí en 2009.
“Tenemos Cinco presos de guerra que, en aquellos momentos trágicos, dieron su libertad por nosotros, y debemos traerlos de vuelta, haciendo uso de las leyes, pero ellas solas no bastan. Ni bastan sus fotos colgadas en las tiendas. (…) Ellos saldrán liberados cuando dentro sean más peligrosos que afuera, como diría el hermano de René”. Contraportada, Celia Hart.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada